Alertas/Deportes/Latinoamérica

Abusos físicos y psicológicos que relatan gimnastas chilenos tras testimonio del presidente de la FEDENGICHI, Tomás González

Fuente: Biobio de Chile /Foto: Gimnasia Latina

 

“Yo me acuerdo de haber visto un par de veces algunos entrenadores que agarraban más de la cuenta en alguna elongación de alguna alumna. Y eso se sabía, uno lo notaba y lo conversaba como pa callao, pero es un tema social”, con estas palabras, el gimnasta más destacado en la historia de Chile, Tomás González, actual presidente de la Federación Deportiva Nacional de Gimnasia de Chile, encendió las alarmas en cuanto a las complejas situaciones que deben vivir los deportistas de esa especialidad en su periodo de formación.

 

 

Medallas en Copas del Mundo, Sudamericanos y destacadas participaciones con el equipo femenino, donde ya están clasificadas para los Juegos Panamericanos de Lima de este año, marcan la notable trayectoria de la gimnasta Makarena Pinto.

Desde los seis años que está ligada a este deporte y a pesar de que ha vivido altos y bajos, hoy en día está enfocada totalmente en entregarle nuevas alegrías al país.

Su historia está rodeada de esfuerzo y diversos problemas con la Federación de Gimnasia, ella misma relata que “a veces no nos mandaban a los torneos o no se hacían, se inventaron torneos falsos, hubo problemas con entrenadores, en lo particular se me excluyó dos años, no es algo que me gusta recordar”.

Foto: Radio Universidad de Chile.

Makarena quiere dejar atrás el pasado, sobre todo una situación en particular: un embarazo casi le cuesta su carrera, ya que desde el Instituto Nacional del Deportes le dejaron de otorgar la beca Proddar por no revalidar sus medallas.

Finalmente, y gracias al apoyo e intervención de la Ministra del Deporte, Pauline Kantor en conjunto a las diputadas Marcelo Sabat y Erika Olivera, lograron ratificar nuevamente el compromiso del gobierno.

Por lo mismo, reconoce que en el mundo de la gimnasia se viven muchos abusos, señalando que “hay entrenadores que se confunden, que piensan que mientras más maltrato, más van a rendir, no conocen mucho a los niños.”.

A pesar de no vivir tan de cerca estas situaciones porque ‘era una niña obediente’, Pinto relató que “cada entrenador es diferente pero a veces te retan mucho, se vive con frecuencia el tema del peso, si no cumples con el ideal te molestan, algunos entrenadores se les pasa la mano y llegan a los golpes, tironeos y malos tratos. Había compañeras que la pasaban muy mal”.

Además de su futura participación en los Juegos Panamericanos de Lima, Makarena está enfocada en la escuela formativa de gimnasia que lleva su nombre. El proyecto incluye la apertura de otro recinto más enfocado al alto rendimiento , aunque ese sueño está postergado para cuando llegue el retiro de las competencias.

Sobre su faceta como entrenadora, indicó que “mis alumnas están felices y tratamos de no ser tan exigentes, lo pasamos bien y las incentivamos. No todo es reto y rigurosidad, ellas están contentas de participar y aprender y yo siempre trato de estar lo más presente posible”.

María del Sol Pérez 

Foto: BioBio Chile

Reconocida como una de las gimnastas chilenas con más proyección del país. A mediados del 2018 recibió la medalla de bronce en la Copa Mundial en Turquía.

La madre de la deportista, Mar Banus, reveló un episodio de maltrato de parte de la entrenadora Isabel Lazo, quien es madre de Simona Castro, la gimnasta más destacada de nuestro país.

Según relató Banus, Isabel Lazo fue su acompañante a la cita planetaria y “la verdad es que la trató muy mal, cuando volvió del viaje me di cuenta de todo lo malo que le hizo Isabel y le dije: ‘con esta señora tú no puedes seguir’“.

Entre las situaciones que debió pasar Marisol, su madre indica que no le hacía las correcciones necesarias y la asustaba antes de competir con comentarios como “conozco a una niña que hizo ese ejercicio y terminó rompiéndose la rodilla”.

Sobre esta experiencia, Mar Banus comentó que “yo pienso que ella quería que Marisol fuera insegura a competir o que perdiera. De hecho, llegaron tarde a una competencia por su culpa, Marisol no pudo calentar de forma correcta y eso la afectó en su rendimiento”.

Muy compungida por todo lo que tuvo que pasar su hija, Mar señaló que “yo me sentí muy mal como madre, aunque esté grande, sentí lo destruida que estaba. Es bastante triste, Marisol me dijo que ha sentido mucha presión y no quiere ir a entrenar, ella ya no quiere ver a Isabel Lazo nunca más”.

Para finalizar, la madre de Marisol hizo un llamado para dar a conocer estos casos: “Hay que destapar el pasado y alzar la voz, no queremos más víctimas, queremos justicia, porque parece que esta señora va a seguir dañando a los niños en vez de formarlos”, concluyó.

De esta forma, se abre un nuevo y polémico capitulo en la gimnasia. Con los Juegos Panamericanos de Lima a la vuelta de la esquina, todo parece indicar que Tomás González deberá trabajar a fondo para ‘ordenar la casa’.

Christián Bruno

Con más de quince años en la selección masculina y toda una vida dedicada a la gimnasia, Christián Bruno es una voz autorizada para hablar sobre este tema y de partida reconoce que “es algo que está pasando y que lamentablemente se debe a que somos un país con poca educación respecto al tema”.

Actualmente, está dedicado a la formación de futuros talentos, ya que una lesión en su hombro lo alejó del plano competitivo, sin embargo, bajo su tutela hay varios deportistas que están luchando para clasificar a eventos internacionales de gran envergadura.

Por lo mismo, reconoce que de pequeño le tocó vivir muchas situaciones donde a los entrenadores ‘se les pasaba la mano’, detallando que “hay una línea muy delgada entre lo riguroso, frío y duro que es el alto rendimiento con llegar a maltratar psicológicamente a un deportista. Pero en el contexto del poco conocimiento se pueden cometer errores graves como entrenador”.

Siguiendo por esta línea, Bruno relató que “yo vivo constantemente viendo a entrenadores que cometen errores, que hablan cosas que no deben hablar con sus deportistas y que les enseñan malas cosas que a la larga no contribuyen a formar a buenas personas, muchos terminan frustrados y con grandes traumas”.

Estas experiencias fueron vitales para que, en su rol de formador, Christián implementara nuevos métodos para relacionarse con los jóvenes. Cercanía con los padres, entrega de valores y aprendizaje constante de técnicas pedagógicas le han servido para ganarse el respeto de sus pares gimnastas.

“Hay que entender que el proceso deportivo de alto rendimiento no es tan solo un proceso técnico de enseñanzas de ejercicios en función de la fuerza. Hay que enseñar valores, hablar de temas como el miedo a fallar y a ser humildes, los niños deben trabajar herramientas que les sirvan para enfrentarse de mejor forma a diversas situaciones en la vida”, concluyó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s