Alertas/Diversos/Latinoamérica/Mundo

Productos hidrobiológicos »ready to eat» con potencial en Corea del Sur

El Acuerdo de Libre Comercio (ALC) entre Perú y Corea del Sur está vigente desde agosto del 2011.

Al tener una población mayor a los 50 millones de habitantes y un Producto Bruto Interno (PBI) per cápita de alrededor de US$ 33 mil anuales, Corea del Sur se presenta como un mercado importante para los envíos peruanos de especies hidrobiológicas, así lo señaló el director de la Oficina Comercial del Perú (OCEX) en Seúl, Erick García Gonzalez, en el ‘Conversatorio de Pesca y Acuicultura’, organizado por la Asociación de Exportadores (ADEX).

Añadió que su puerto principal, Busan, se encuentra entre los 10 principales del mundo y recibe regularmente embarcaciones de 10 navieras. Tiene 8 rutas aéreas, alrededor de 35 mil tiendas de conveniencia, más de 4 mil supermercados, 2 mil locales de productos saludables y orgánicos, y un número importante de bodegas. “Se caracteriza por su alta conectividad a nivel comercial y una extensa variedad de canales y puntos de venta”, indicó.

Precisó que, a partir del 2020, con las restricciones para el ingreso a restaurantes debido a la pandemia, los consumidores coreanos adoptaron la tendencia Home Meal Replacement (reemplazo de comidas caseras), prefiriendo alimentos precocidos, preparados y conservados.

El consumidor coreano tiene un alto poder adquisitivo y valora los alimentos saludables. Los principales productos marinos que se consumen en Corea del Sur –continuó– son el langostino, anchoveta, calamar, abadejo, caballa, atún, pez cinta, ostras, pulpo y conchas de abanico.

“Si bien el 72% de la demanda de recursos del mar es abastecida por su producción local, existen oportunidades para especies como el calamar (pota) y el langostino, pues este destino asiático se autoabastece de estos alimentos solo en 29% y 21%, respectivamente”, dijo.

Respecto al perfil del consumidor coreano, comentó sobre su alto poder adquisitivo, es integrante de una sociedad consumista, con una agenda de actividades recargada que no le permite cocinar, es abierto a nuevas tendencias, valora los bienes saludables, usa canales modernos, tiene un creciente interés por lo orgánico y adquiere productos del mar, entre otras.

García Gonzalez informó también sobre las nuevas tendencias de consumo en ese territorio, como el ready to eat (listo para comer). “Es ahí donde se presentan oportunidades para la industria peruana de alimentos. Los exportadores pueden preparar, procesar e incluso semi elaborar estas partidas y de esta manera presentar una oferta con mayor valor agregado”, comentó.

Asimismo, refirió que el consumo de pescado en ese país se incrementó en 91% el 2020 respecto al 2019, mientras los mariscos lo hicieron en 173%. Los langostinos también tuvieron mayor demanda, creciendo 206%.

Entre las recomendaciones a tomar en cuenta al momento de exportar al mercado coreano, mencionó la puntualidad, solicitar reuniones con al menos 3 semanas de antelación, enviar información de la empresa y agenda por adelantado. “Se trata de una cultura de negocios antigua, reverencia el status y la edad, el protocolo es muy importante. Existe desconfianza inicial en todo extranjero, es recomendable tener un intermediario local”, finalizó.

Fuente: Adex

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s