Alertas/Campañas acción/Latinoamérica

”Se ha roto el principio de autoridad”: Director Defensa Legal PNP Máximo Ramírez, ante leves penas por agredir a policías peruanos

Foto: Gonzalo Córdova, Diario Correo.

El director de Defensa Legal de la PNP, general (r) Máximo Ramírez, informó a la periodista Claudia Sovero Delgado del diario El Comercio que los cuatro jóvenes quienes se resistieron a ser intervenidos y lanzaron insultos racistas contra tres agentes de la Policía Nacional, en La Punta, Callao fueron liberados y quedaron bajo comparecencia restringida tras pagar fianza.

La investigación por los presuntos delitos de violencia y resistencia a la autoridad (registrados en video) por negarse a indentificarse e ir a excesiva velocidad fue abierta por la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa del Callao. Los implicados fueron identificados como Diego Paolo Alcalá Bozzeta (22), Renato Arangoitia Zagazeta (19), Giordana Franceska Lostaunau Tragodara (22) y Valeria Lucía Alcalá Bozzeta (18). El hecho ocurrió la noche del viernes en La Punta, Callao. Diego Alcalá, conductor del vehículo, tenía 1,05 g/l de alcohol en la sangre (por encima de lo permitido). A él también se le investiga por el delito contra la seguridad pública.

“Es una vergüenza. Las leyes ya no son drásticas. Se ha roto el principio de autoridad. Esto genera impunidad y que todos enfrenten a la policía”, manifestó el general en retiro, Máximo Ramírez. Agregó que “Antes, de acuerdo al Código Penal, estarían detenidos. Por el delito de violencia y resistencia a la autoridad la sanción no era menor de 8 años y mayor de 12 años de prisión”.

Explicó que esto cambió en el 2016, cuando en un acuerdo plenario, los magistrados de entonces determinaron que si insultas o escupes a una autoridad, esto solo sería considerado una falta. “Se minimiza el hecho y se trasgrede el Código Penal, ya que el agresor no va a ir preso por una sanción de dos años. Las sanciones sólo son mayores cuando una persona agrede de gravedad a una autoridad y le causa, por ejemplo, una fractura”.

Tras el caso de Silvana Buscaglia, quien en diciembre del 2015 agredió a un policía en el aeropuerto Jorge Chávez, hecho por el que recibió una sentencia de 6 años y 8 meses de prisión, pero fue indultada en las pasadas Fiestas Patrias de ese año, los jueces supremos en lo penal acordaron en una sesión plenaria aplicar sanciones menos severas ante ataques a policías. “Actos como el empujar a un policía, cuando éste ejerce sus funciones, o el afectar su honra a través de insultos o lanzándole escupitajos no pueden ser considerados como formas agravadas”, se lee en el acuerdo.

El diario El Comercio buscó la versión de la fiscalía, pero no obtuvo respuesta.

Consultado el abogado penalista Mario Amoretti, indicó que en este caso la pena máxima para los involucrados sería de tres años de prisión. “Las medidas son drásticas cuando las lesiones pasan los 10 días de descanso médico”. En el caso de los cuatro jóvenes que se resistieron a ser intervenidos, los tres policías agredidos se les dictó tres días de incapacidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s